En este momento estás viendo «República, educación, salud, producción y valores: en emergencia declarada»

«República, educación, salud, producción y valores: en emergencia declarada»

  • Categoría de la entrada:Información Institucional
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Editorial de la Presidente de SRR

Resulta inadmisible lo que vivimos. Resulta agraviante, manipulador e inmoral. Atravesados por una pandemia a la que no se puede terminar de hacer frente debido a los manejos políticos desacertados, a la mezquindad de ciertos grupos de poder y al cruel individualismo de muchos quienes toman las decisiones, vemos activar distintos focos de conflicto para causar un efecto bomba de humo, que distraiga de los verdaderos problemas: inflación sin control, gasto público imparable, falta de vacunas, limitaciones a las libertades individuales, avance sobre el Poder Judicial, profesionales de la salud mal pagos, niños y adolescente sin su educación formal asegurada…

En lo que nos toca… la restricción a las exportaciones de carne (otra vez “restricción”, “prohibición”, “suspensión”, “cierre”…) implica, como ya ocurrió entre 2006 y 2008, un impacto profundamente negativo en el país. Esta cadena productiva genera 400.000 empleos. El “cepo” a la carne pone en riesgo a 100.000 familias, que son los puestos de trabajo relacionado al circuito de exportación.

  ¿En medio de esta terrible crisis, con un 42% de pobreza en el país, pensamos en arriesgar el trabajo que alimenta a 100.000 familias? ¿Se ensañan con la población que es quien paga los “platos rotos” del despilfarro del tesoro público, con un sistema de salud quebrado que ya no puede dar respuestas?¿Se ataca a los que producen y sostienen el ingreso de divisas al país? ¿Es tanta la insensibilidad con el ciudadano común que no llega a fin de mes mientras le muestran onerosos viajes,  costosos transportes para la provisión de vacunas, impericia en los testeos en personas que ingresan al país? ¿Tanta ceguera existe que hasta se responsabiliza a las escuelas por los contagios?… Y la lista podría continuar…

Señores:  la República, la educación, la salud, la producción y los valores están en Emergencia Declarada…

Por nuestra patria, por  tanto sufrimiento y esfuerzo, y sobre todo por nuestros jóvenes –nuestra GRAN ESPERANZA- hagamos oír nuestra voz…