En este momento estás viendo ExpoRural 2020: «La experiencia del Piemonte, sobre el uso de fitosanitarios»

ExpoRural 2020: «La experiencia del Piemonte, sobre el uso de fitosanitarios»

  • Tiempo de lectura:8 minutos de lectura

Con un desayuno virtual, este viernes, en la última jornada de la 113º ExpoRural de Rafaela y la Región se hizo el balance de la campaña “Amamos Nuestra Tierra”. 

Esta iniciativa de la Sociedad Rural de Rafaela fue presentada por su presidente, Norma Bessone. “El objetivo de esta convocatoria es contribuir a generar proyectos concretos a partir del consenso, a nivel local y regional sobre el tema producción, ambiente y salud, orientado a las Buenas Prácticas Agrícolas”.  

Desde los requerimientos sociales sobre la protección de la salud y los recursos naturales, “sugerimos una propuesta superadora en la ciudad y por qué no, ejemplificadora a niveles provinciales y nacionales”. 

La campaña comenzó el 4 de agosto de 2020, con publicaciones de divulgación científica y social y en la interacción la comunidad manifestó su interés en conocer la clasificación de los fitosanitarios, especialmente los de banda verde, las actividades del aplicador, el desarrollo de huertas urbanas, entre otros aspectos. 

“La finalidad institucional de hacer un valioso y responsable aporte al tratamiento y desarrollo de proyectos en relación a esta temática”. 

Luego de la emisión de un video que compendió  las actividades de la campaña, tomó la palabra el Ing. Agr. Jorge Ghiano, para manifestar que “…desde la Sociedad Rural de Rafaela bregamos por el equilibrio entre la producción, la salud y el ambiente. Insistimos en el consenso que se debe dar entre el campo y la ciudad, como lo han demostrado países del primer mundo”. 

Como Pro-secretario de la directiva agregó, “creemos que es fundamental llegar a estos consensos, porque el sector agroindustrial argentino es productor y exportador”, por lo tanto en la responsabilidad de seguir generando alimentos, “se debe ocupar todo el espacio rural para la producción agropecuaria, haciendo las cosas bien y demostrando esto a la ciudadanía” 

Por su parte, June Allison, también profesional integrante de la entidad, sostuvo que la generación de normativa tiene que ser a partir de información que surja de “referentes reconocidos y con técnicas probadas a nivel nacional e internacional”, para que los lineamientos sean adecuados con “información idónea, proveniente de la ciencia y la tecnología” y para eso la SRR “aportó conceptos para que se puedan avanzar en decisiones importantes”, entendiendo que “no podemos pensar en dejar tierras productivas, las más fértiles, fuera de la explotación” 

Protección medioambiental 

Tomando las palabras del Papa Francisco en la encíclica Laudato Si, Paolo Mancin, funcionario del sector Tutela de Aguas de la Dirección de Ambiente, Energía y Territorio de la Región Piemonte, habló de la importancia de los proyectos de triple impacto, con generación de recursos económicos, beneficios sociales y también la protección del medio ambiente. 

“En toda Europa se trabaja con énfasis en la protección de recursos hídricos sobre y bajo la tierra. Se hace un seguimiento del nivel de calidad ecológica y química”, añadiendo que “el agua potable y limpia es un asunto de vital importancia, dice también el Papa”, siendo este aspecto “un problema en parte educativo y cultural”. 

Teniendo en cuenta que la región del Piemonte siempre fue muy cuidadosa con el medioambiente y el agua, Mancin aclaró que “para protegerse es necesario saber, para evaluar el impacto de un contaminante y de las medidas tomadas”. 

Fitosanitarios en el Piemonte 

Elena Anselmetti es graduada en Ciencias Agrarias, funcionaria de la Dirección de Ambiente, Energía y Territorio del Piemonte, es referente en esa región italiana para la planificación y programación en el uso de productos fitosanitarios. 

En un contacto virtual transmitido en vivo en el sitio www.exporuralrafaela.com.ar, explicó ante un auditorio en el que se encontraban algunos concejales del oficialismo de nuestra ciudad que a nivel europeo la principal normativa es el Reglamento 1107/2009, relativo a la comercialización de productos fitosanitarios, garantizando a un alto nivel de protección de la salud humana, animal y del ambiente, con la vigencia de autorización de sustancias activas para el continente y la habilitación de productos fitosanitarios por parte del gobierno de cada país, variando la validez de la aprobación,  según el producto. 

“Sabemos que sólo una parte llega al objetivo de la planta, que según la Universidad de Torino lo logra entre el 20 y el 55 por ciento. Es normal que una parte se pierda en el ambiente, por deriva, por evaporación, o en el suelo”, es por esto que hay legislación complementaria para tratar todo el panorama productivo. 

Se agrega la Directiva 2009/127 para la habilitación de maquinaria, pero también la Directiva 2009/128, que trabaja sobre el uso sostenible de plaguicidas, tendiendo a la reducción del uso, con planes de acción nacional, formación de los aplicadores, vendedores y consumidores. Además, se detallan los requisitos de venta y se trabaja en la información y sensibilización social, también la inspección de equipos terrestres y aéreos.  

Dispone la reducción del uso y aplicación en zonas específicas, como los espacios públicos de uso general o de grupos vulnerables (embarazadas, niños, adultos mayores y personas expuestas a químicos por períodos prolongados), como parques, jardines, espacios deportivos, parques infantiles y lugares cercanos a espacios de atención de la salud. En general, está prohibido el uso de productos fitosanitarios en las áreas urbanas y se trabaja en la disposición final de envases de los mismos. 

En áreas cercanas a los cementerios o históricas se puede reducir a cinco metros la distancia de aplicación, con cambio de boquillas en los equipos; y las aplicaciones deben terminar dos horas antes de la apertura al público de estos espacios.  

El Decreto Legislativo 150/2012 y un Plan de Acción nacional desde 2014, disponen en Italia que el uso en el campo está prohibido a una distancia menor a 30 metros, salvo en lugares donde se usan reductores de deriva, en las que se habilita una distancia de diez metros. 

En un documento especial se detalla que la deriva puede aumentar con las condiciones climáticas, tanto el viento, como en condiciones de precipitaciones, debiendo buscar gotas más grandes en cada aplicación. 

Existe actualmente una propuesta para un nuevo plan que lleve la distancia con restricciones a laso 50 metros para productos A y B, 40 metros para los productos que serán reemplazados a partir de 2022, en tanto son 20 metros para plantas arbóreas y 15 para plantas bajas, mientras que hay una reducción hasta los diez metros, a medida que mejora la calidad de la banda del producto.  

De todas maneras, las regiones pueden reducir a los cinco metros la restricción de aplicación, cuando se cuenta con estrategias de amortiguación, ya sean espacios con arbustos, o con árboles. 

A nivel europeo el glifosato está autorizado para su uso hasta 2022, sólo como herbicida y se destaca en su uso la necesidad de una particular atención en cuanto a la protección de aguas subterráneas. 

El EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) concluyó que 72 horas después de su uso el glifosato se degrada, mientras que contienen AMPA (ácido aminomethylphosphonico) se deben aplicar siguiendo las Buenas Prácticas Agrícolas, e incluso se habilita para usos no agrícolas como la limpieza de canales, con autorización previa, los ferrocarriles y las rutas. 

Los problemas agronómicos que se contemplan con un uso constante, sin alternancia de productos o técnicas, puede generar resistencia en malezas, siempre cumpliendo con las indicaciones que se adjuntan en el producto. 

Las medidas de mitigación incluyen zonas de amortiguación con arbustos, árboles o simplemente vegetales, e incluso el uso de sistemas antideriva en la maquinaria. 

Las aplicaciones aéreas sólo tienen autorizaciones extraordinarias, por considerar algunos riesgos de contaminación. Sin embargo, se avanza en la investigación de aplicaciones a partir de drones. 

Con la gestión integrada de plagas se trabaja sobre las malezas en las rutas y en las calles de las ciudades. Se trabaja con métodos tradicionales, mecánicos, e incluso con sensores ópticos que buscan malezas. Las buenas prácticas en las ciudades sugieren barrer las veredas dos veces por semana y también las calles. 

“Cada producto es autorizado sobre la base de estudios sobre el territorio”, remarcó Elena Anselmetti. 

Sobre el final de la charla fue consultada sobre la distancia vigente en Rafaela de 200 metros desde la planta urbana y hasta el inicio de habilitaciones en el campo y consideró que esa distancia “es un área amplia de seguridad, pero es necesario adoptar las buenas prácticas para que no haya peligro para las personas y el ambiente. Es inútil aumentar a los mil metros si no se respetan las medidas. No es suficiente sólo la distancia. Si aplico y no presto atención a la lluvia o al viento, es más dañino que la distancia”, concluyó. 

Ver Desayuno completo:https://youtu.be/9q4gO5R5fwM Desayuno Virtual: Producción, Ambiente y Salud. Expo Rural Rafaela En Linea- 13.11.20 Presentación Campaña: Amamos Nuestra Tierra. Experiencias d la Producción.