Pensar, aportar, innovar… Proponer alternativas que incluyan a todos. Comprometidos con la armonía entre el medio ambiente y la actividad humana trabajamos por encontrar juntos modelos superadores. #Amamos nuestra tierra

Qué dicen los que producen III

 

 

«Esto sería un golpe muy duro para la región, con excelencia tambera y también en cultivos”

Leonardo Alassia. Productor Agropecuario.36 años. Egusquiza

 

Fue en 1884 cuando Miguel Alassia llegó a la Argentina desde Italia. Desde Esperanza le hablaron de otra colonia y así llegó hasta Egusquiza, convirtiendo a la suya en una de las familias cofundadoras de este pueblo del oeste del Departamento Castellanos.

Ese tatarabuelo compró tierras y uno de sus hijos, Miguel Ángel, empezó de manera más formal con la explotación agropecuaria, inició el tambo e hizo crecer ese emprendimiento en hectáreas.

La secuencia siguió con Nemesio, hijo del bisabuelo, que le compró a su hermano la tierra y continuó  trabajando, para que sus descendientes Miguel Ángel y Adrián sean hoy quienes  integran una empresa familiar con Leonardo Alassia. Recientemente incorporaron a las tareas a sus primos, Joaquín de 23 años y con formación agrotécnica y Lorenzo de 19 que empezará a estudiar veterinaria.

Si bien son cinco generaciones, ellos se cuentan como cuatro trabajando la misma tierra. Tiene que haber un futuro posible que no quede trunco en una voluntad cerrada…Así Constantino, el hijo de Leonardo, puede crecer aprendiendo cómo trabajar con los animales y también a dar unas vueltas en el tractor.

Leonardo Alassia y su hijo Constantino

 

Seis familias viven directamente de un tambo de 270 vacas promedio, con siete mil litros diarios, además de la crianza de vaquillonas y terneras.

La agricultura que se utiliza para el autoconsumo de los animales y también para la venta de granos.

Además se suman dos asesores en cuestiones agronómicas, dos veterinarios y uno más que se dedica a la nutrición, añadiendo profesionales contables y legales para completar la estructura de la empresa.

Una extensa historia en el campo. Un trabajo de todos los días que se intenta mejorar en cada jornada aprovechando elementos de la ciencia y la tecnología. Aún así recibe los impactos de la política y la economía cuando aparecen ideas de modificar las reglas de juego de manera inconsulta, drásticamente y sin raigambre lógica.

“El proyecto de ordenanza que está impulsando el oficialismo en Rafaela es nefasto, no sólo para la ciudad, sino para la región, porque por un efecto cascada las comunas pueden tener una presión política para tomar como ejemplo la intención de modificación que un sector quiere generar”. En muchas localidades se trabaja con determinados controles, mientras que en otras aún no hay un criterio adoptado sobre el caso.

Mirando al mundo, especialmente a Italia donde su familia tiene origen y viendo la forma de trabajar con las aplicaciones que se tiene, dista mucho de la exacerbada intención local, que con parten de entre 10 y 30 metros, aquí se intenta llevar a una distancia inicial para las aplicaciones de fitosanitarios y fertilizantes a los mil metros, de los 200 ya vigentes.

Digo que es nefasto por los perjuicios económicos que trae para los productores y para toda la cadena que viene detrás, incluidos los comercios en general y también a los municipios y comunas. Pero también tendría consecuencias negativas a nivel social por la cantidad de gente que se quedaría sin trabajo”.

 

“Esto no sólo es una cuestión ideológica, sino política para buscar un posicionamiento de quién lo impulsa. Hay mucha gente que no tiene por qué estar informada y puede caer en la trampa de creer que nosotros somos envenenadores seriales, que si  así fuera también afectaría a nuestra propia salud”.

 

Leonardo es vicepresidente de la Sociedad Rural de Rafaela y forma parte de renovación en la conducción, donde claramente se ve la adaptación a las nuevas estrategias de producción y la inversión en la ruralidad para seguir sosteniendo actividades y comunidades.

“De avanzar esto, lo que debemos hacer los productores es recurrir a la Justicia y presentar algún tipo de amparo ante este avance que nos prohíbe nuestro derecho a trabajar. De todas maneras, en nuestra empresa no pensamos cómo podemos cambiar nuestra actividad, porque es algo que no corresponde trabajar en otra actividad, esto sería un golpe muy duro para la región, con excelencia tambera y también en cultivos”, advirtiendo que como en todo debe haber reglas y controles, pero no prohibiciones en un país que tiene la facilidad para producir alimentos, abastecer al mercado interno y también exportar, para dotar de dólares a la caja nacional.

Qué dicen los que producen II

Trabajar sin fertilizantes ni fitosanitarios es prácticamente imposible en grandes extensiones”

Horacio Albrecht. Productor Agropecuario.57 años

En general, detrás de cada productor hay una historia de muchos años que liga el trabajo de todos los días en el campo con la familia y la herencia de los valores.

Con un camino en la Argentina que escribe su familia desde 1886 en la zona con origen en Suiza, fue en 1940 cuando el abuelo de Horacio Albrecht se estableció en Rafaela, asentándose en un campo al sureste de la ciudad.

A sus 57 años, es la tercera generación en la tarea, habiendo ya incorporado a una cuarta con su hijo Sebastián. En tierra propia y también alquilada, ya en dependencias de Bella Italia, ordeñan un promedio de 200 vacas, con cinco mil litros diarios de materia prima obtenida, recrían vaquillonas, también novillos, pero a la vez también hacen agricultura y especialmente maíz con doble propósito, para abastecer también al tambo.

“Es bastante inexplicable el planteo que se hace desde el Concejo Municipal en Rafaela. Estuvimos viendo que no hay denuncias sobre complicaciones por las aplicaciones, o incluso intoxicaciones”, explicando que la punta de su campo tocaría el espacio de prohibición de mil metros desde el límite urbano y por completo entraría en la zona búffer, con restricciones para cualquier tipo de aplicación.

“Nadie aplica nutrientes, ni fitosanitarios, porque sí… Todos trabajamos con profesionales, con ingenieros agrónomos que nos dan las pautas de lo que hacer…Nadie sale a envenenar gente”, por eso “tomamos mal esta idea, porque no le vemos el sentido a un cambio en la ordenanza, a menos que sea algo ligado a lo político-ideológico, ahí hay poco que explicar”.

 Viven de ese campo en forma directa sus padres, su familia y su hijo Sebastián, además del matrimonio, con hijos y nietos, que atiende el tambo desde hace 15 años. A ellos se les suman los hermanos de Horacio que son socios y que de forma indirecta, también dependen de la explotación.

De haber una ampliación de prohibiciones en Rafaela en la zona puede haber afecciones similares y esto generará consecuencias negativas en los social, económico y productivo de una amplia región. “Todos tienen los mismos derechos de reclamar y por temor, tomando una idea extraña como esta, cualquiera podría pretender replicarla en la región y se generaría un problema muy grande, en un área muy amplia no se podría producir. Hoy trabajar sin fertilizantes ni fitosanitarios es prácticamente imposible en grandes extensiones, ahora si uno quiere hacer una quinta con la pala se podría. Ahora se ve la cantidad de insectos que hay y es imposible atacarlos de otra manera”.

 Le resulta difícil pensar en hacer otra actividad, “no le encontraríamos la vuelta a hacer otra cosa, porque en la zona periurbana es muy difícil tener animales hoy por la inseguridad, e incluso para trabajar pasturas con malezas si no se puede aplicar nada, así la tierra no rinde y sería una locura para muchísima gente”.

 Habiendo sido víctima reciente de delitos rurales, los Albrecht no consideran a las aplicaciones como problemas a atender en el trabajo cotidiano, pero sí la tarea de cuidar el campo, los animales, la maquinaria.

La falta de mantenimiento de desagües, de caminos rurales, son cuestiones más significativas que debería estar atendiendo la política, para poder producir mejor. “Ya con mejores caminos se vería a más gente viviendo en el campo con condiciones más cómodas”.

Tres generaciones que se dedican al campo y al tambo… Sólo quieren seguir trabajando y sostener esa explotación que Don Luis, padre de Horacio, visita con sus 86 años todas las semanas para no perder de vista el avance del campo y cerrar cada jornada tomando unos mates debajo de los árboles que él mismo plantó.

Qué dicen los que producen…


“Con la tecnología que se trabaja hoy se pueden combinar los datos de los pronósticos, los horarios en los que puede variar la velocidad del viento, pero también con los equipos que tienen las pulverizadoras, se controla todo y lo dejan registrado”.

Ariel Blatter. Productor Agropecuario. 39 años.

Con muchas generaciones dedicadas al campo, desde 1947 la familia Blatter tiene campo propio en Susana. Acompañando el desarrollo de la localidad, conviviendo con la comunidad, hoy siguen trabajando para sobrevivir a cada novedad que la naturaleza o las decisiones políticas imponen.

Son cuatro familias completas las que dependen de manera directa de la explotación que se desarrolla en tres campos, uno de ellos arrendado, en los que se hace agricultura, recría de machos y tambo con  160 vacas totales, con un promedio productivo de 2.800 litros de leche diarios, que en el año 2009 se mudó a otra explotación para producir de una manera más adecuada.

“Hace años que los productores venimos trabajando con las buenas prácticas, porque los que tenemos cultivos mixtos, de tambo y agricultura, hacemos aplicaciones diferenciadas. Eso se puede ver recorriendo los caminos donde hay plantas, insectos y se conserva la biodiversidad”, explicó enfatizando que hacer bien las aplicaciones tiene una conveniencia en cuanto a reducir los conflictos con el entorno y también bajar los costos en el uso de insumos y servicios.

Ariel Blatter cuenta que su padre fue el primero en la zona en “hacer soja” y teniendo una explotación mixta el cuidado de cada tarea es muy minuciosa. “Siempre trabajamos correctamente, no sólo por cómo se puede afectar afuera del alambrado nuestro o a otros cultivos en un día de malas condiciones, sino también por el costo de los insumos. Tenemos una manera muy ordenada de trabajar para poder tener hacienda pastoreando en una alfalfa que está al lado de un lote de agricultura”.

Con cierta cercanía respecto al cementerio de la localidad, de una escuela e incluso de un salón de eventos, destaca que “con la tecnología que se trabaja hoy se pueden combinar los datos de los pronósticos, los horarios en los que puede variar la velocidad del viento, pero también con el equipamiento que tienen las pulverizadoras, que controlan todo y lo dejan registrado”, en referencia al único servicio que contratan a un tercero.

“Acá lo que no hay que hacer es inventar cosas nuevas, hay que mirar lo que hace el mundo, lo que hace 

Europa que en cada pueblo tiene cualquier cultivo y cualquier producción, pudiendo aplicar tecnología de manera constante”.

Las comunas controlan, exigen recetas agronómicas, e incluso los ojos de los productores observan también a sus pares, pero con el respeto a la comunidad se intenta un trabajo cada vez más minucioso. Por eso, poner más reglas y más controles es lo adecuado, pero no prohibir.

“Es muy complejo lo que se intenta en Rafaela, porque si llega a ser un efecto cascada en los pueblos, vamos a estar todos involucrados en una situación muy complicada, porque todos vivimos en los pueblos o en los campos y nadie va a hacer nada para afectarse a sí mismo o a sus vecinos”.

Destaca que “de quedar un amplio territorio sólo para producciones alternativas sería algo muy difícil de desarrollar porque conseguir mano de obra hoy es muy complejo. A los productores se nos quiere prohibir lo que estamos haciendo y la mayoría somos productores chicos que lo único que tenemos es esta actividad económica y el costo tan alto que tiene cualquier cambio no se puede afrontar”.

Ariel Blatter reconoce que de ocurrir una restricción exagerada “no se podría ni arrendar la tierra porque todas las producciones tendrían problemas” y si bien “intentaría trabajar de la forma en la que lo hacían mis abuelos, hoy hay muchos impuestos que pagar  y una cadena de mano de obra que si retrocedemos lo hace inviable, por los costos fijos que hay que afrontar. Debería dejar los campos que arriendo y tendría los propios sólo para subsistir”.

“Uno se crió en el campo, toda la familia trabaja en esto, sería imposible cambiar de actividad. Esto para mí no es un trabajo, es una pasión por la que se hacen muchos sacrificios…de no tenerlo no sabría qué hacer”.

¿Cómo trabaja un produtor periurbano en Rafaela?

Elida Thiery (Rafaela Noticias)

En el mes de agosto, el portal Rafaela Noticias publicaba una nota en la que el productor Fernando Belinde recibía en su campo en el sector sur de la ciudad al Ing. Agr. Jorge Ghiano, especialista en producción lechera; y el Ing. Agr. Juan Picco, especialista en malezas del área Producción Vegetal del INTA Rafaela.

Es un tambo con base pastoril, donde los animales comen alfalfa y se hacen rotaciones al cultivo con maíz, que también se destina al alimento con silos de autoconsumo  y la reserva de granos. Producen moa y avena, en los lotes que tienen restricciones en las aplicaciones, en los 200 metros desde el límite urbano y con el manejo adelantado de siembra pueden dejar por debajo a las malezas. Sin embargo, en la última campaña con unas isocas inesperadas y sin poder hacer aplicación alguna, las orugas comieron todas las pasturas, perdiéndose muchas hectáreas y deteriorando las reservas para los animales.

El campo tiene un lote mixto de cabras y ovejas, de unos cien animales que por día comen el equivalente a 22 vacas. Ellas forman parte de la tradición de la explotación y ayudan a las actividades de granja educativa que se hacen en el lugar y donde acuden los chicos de todas las escuelas de la ciudad, de forma gratuita, para poder conocer realmente cómo es la tarea del campo que forjó la base de Rafaela.

Después de los 200 metros a las pasturas hay que hacerles aplicaciones de fitosanitarios, según lo necesiten, pero también de fertilizantes o insecticidas, para eso se cumple con el procedimiento legal provincial de tener una receta de compra para un comercio o una cooperativa que los provea, una receta de aplicación, “con eso se pide el turno a la Municipalidad de Rafaela para que se realicen los controles de la aplicación, con 48 horas de anticipación, con el mosquito habilitado anualmente y el maquinista también” avalado para la tarea, según cuenta el dueño de casa.

La reprogramación por cuestiones climáticas se hace, pero siempre con la limitante que las inspecciones se hacen en el horario que trabaja la Municipalidad habitualmente. Es raro conseguir algún turno por la tarde y es por  eso que pocas veces se consigue trabajar de noche, siempre cumpliendo con todos los pasos y fundamentalmente con la humedad y la velocidad del viento adecuada. En jornadas de paro de trabajadores municipales no se pueden hacer aplicaciones por falta de personal de control.
Cabe aclarar que no está prohibida la aplicación nocturna, es más en provincias como Santiago del Estero se opta por esa manera de trabajar por el agobio del clima, sin ser algo contraindicado por las buenas prácticas agrícolas. 

Cuestionamientos

“El mayor problema se dio durante unos 40 días entre enero y febrero, en el que las 800 hectáreas que están dentro de la zona de exclusión de las aplicaciones, repartidas entre 25 productores, tuvieron que hacer aplicaciones cuando apareció la plaga de isoca y fue complicado organizarlo, pero se hizo”, explicó el Ing. Picco, sobre un sistema que tiene en el Municipio a una inspectora a cargo, con otra persona de reemplazo y en casos de mucha demanda existe un tercer profesional al cual poder recurrir que es contratado para esto.
Es dable decir que los productores pagan por este servicio de control.

Lo llamativo es que desde el propio oficialismo local se cuestionan los controles. Eso abre a la duda sobre posibles internas, o sobre una situación de control que requiere un esquema mejor, que quizá podría darse con la propuesta hecha por el propio INTA, que se complemente con la sugerencia de la Sociedad Rural de Rafaela a través del sistema AlGeFit de la Universidad Nacional del Litoral.

“Es imposible producir sin fitosanitarios, porque los cultivos no rinden. Las alfalfas sin las aplicaciones no duran más de seis meses y hay que tener en cuenta que las aplicaciones no son todos los días, sino una o dos veces al año, pudiéndose entrar al lote una vez para tratar juntos bichos y malezas”, añade el Ing. Ghiano.

Picco apunta a una concepción confusa sobre el glifosato que es de banda verde, que es probablemente cancerígeno y por eso se avanza con estos cuestionamientos, pero hay muchos otros productos disponibles y sin “mala prensa” que tienen mayor impacto ambiental, a pesar que todos los productores de insumos trabajan constantemente para reducir cada vez más la toxicidad en todos los insumos.

“La respuesta está en las BPA, porque no importa la distancia si las condiciones no son las adecuadas. Hay que tener un buen manejo del cultivo, para evitar las aplicaciones, pero si hay que hacerlas que se utilicen los productos adecuados y de la forma correcta”, agrega el profesional del INTA, que entiende que” para el productor siempre es más barato no aplicar productos de no ser necesarios. Los costos son elevados, todos los productos se cotizan en dólares y se trabaja de la mejor manera, con mejoras y más tecnología de manera constante”.

La Ordenanza Nº3.600 habla de la prohibición de aplicación en los 200 metros de  fitosanitarios, sin distinción de productos y con esto no se puede tampoco ningún tipo de fertilizante o producto inocuo.
No hay denuncias formales vigentes por tareas mal realizadas, salvo algún video que circuló en las últimas semanas que demostró tener completo cumplimiento de la normativa durante la aplicación. Podría mirarse a Sunchales donde la disponibilidad de información sobre los productores y las actividades hacen que de querer alguien denunciar lo pueda hacer con claridad, en un canal específico y se pueda seguir el reclamo. 

¿Más metros, igual control? 

El debate que se genera en Rafaela es que con el límite en los 200 metros, que ahora se descuelga la intención en el Concejo de correrlo a los mil metros desde la última línea de casas de la ciudad, no se agrega una alternativa superadora de la situación actual, con lo cual se dejarían sin producción 4.500 hectáreas, que no podrían ser la huerta orgánica más grande del país, porque no dan los costos, la rentabilidad, ni siquiera existe esa cantidad de mano de obra para atenderlas. Tampoco se pueden tener animales por el creciente problema del abigeato; y pensar en Rafaela como un polo maderero o citricultor dista mucho de la potencialidad de un suelo que la hizo ser el corazón de la mayor cuenca lechera de Sudamérica.
Puede que la basura que se tira en los caminos rurales al costado de los campos y a poco del límite urbano genere más contaminación que la que se presume en el resto de los productos que tienen control constante.
Desalentar la producción no sólo afectará a quienes trabajan en el campo, sino tendrá una consecuencia económica en el movimiento habitual de la ciudad y la región, sino que con esto quizá se busque también dar un impulso a medidas similares en la provincia, que no hagan más que afectar a la principal financiación de la caja histórica y sostenida de Santa Fe.

Creer que comer un zapallo comprado en cualquier verdulería, que viene del cinturón verde de Santa Fe, no supone algún tipo de pulverización en todo su proceso de producción quizá hable de un nivel de ingenuidad, o de omisión en los discursos que sólo se sustente en un objetivo final que tenga metas absolutamente inmobiliarias en una ciudad donde la tierra vale mucho para producir, pero mucho más para construir viviendas en ellas.

¿Acaso será esta aversión por las pulverizaciones la que evitó que sobre el final de la primavera pasada se cumplan con las tareas de combate del mosquito vector del dengue y por eso la ciudad tuvo un número de casos históricos este año, debiendo recurrir de manera tardía a las fumigaciones?.

Hay que proteger la salud de todos, en la ciudad y en el campo pero nadie puede obligar a cambiar el modo y nivel de vida lícito de una persona. Intentar retroceder en el progreso que viene demostrando el campo en cuanto a productividad, generación de divisas y sobre todo calidad en los alimentos y materias primas, con aplicación de tecnología es una intención confusa. Esto es algo que en los últimos años se impuso con diferentes ejemplos y siempre vinculados al sector agropecuario, pero sin motivos claros el reclamo de ordenamiento del sector suena más racional que una apreciación tozuda, con beneficios que aún no tienen un destinatario claro.

¿Y la inseguridad?

Tanto en los campos, como en las viviendas rurales, pero también en las casas que marcan el límite de la ciudad, las situaciones de inseguridad son una constante que pone en riesgo real y concreto a todos.
Años de respuestas inexistentes que no llegan ni con el Comando Unificado, exponen en estas situaciones y sobre todo en los campos que están más cerca de las ciudades, de los pueblos o de los caminos principales, toda la carencia en el resguardo que pueda llegar a existir en estos contextos.

Robo y faenamiento de animales, destrucción de viviendas y maquinaria agrícola, silos bolsa cortados, incendios de cultivos, roturas de alambrados, son algunos de los ejemplos que en los últimos meses se hicieron comunes y no descartan la posibilidad de organización de esquemas de alarma rural, que constituyan una suerte de seguridad privada para la advertencia de los vehículos, teniendo en cuenta la falta de recursos y voluntades políticas para activar las soluciones.

RECOMENDACIONES PARA LA CONFIGURACIÓN DE ORDENANZAS SOBRE PRODUCTOS FITOSANITARIOS

En este documento se exponen los principales aspectos que deberían considerar las normativas que regulan la elaboración, comercialización, tenencia, uso y aplicación de productos fitosanitarios según el criterio de la Subdirección General de Agricultura y Sanidad Vegetal del Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología de la Provincia de Santa Fe.

Descargar documento completo >>

FALLO EN SAN JUSTO sobre aplicación de fitosanitarios

En función de lo dispuesto por el art. 10 ley 25.675, se dispone:

a) Exhortar a la Municipalidad de San Justo a elaborar una actualización de la reglamentación vigente, conforme las nuevas tecnologías, promoviendo la participación de todos los sectores de la sociedad interesados, a fin de posibilitar la máxima producción y utilización de los recursos en consonancia con el ecosistema, garantizando la mínima degradación y desaprovechamiento, con el objetivo de lograr un desarrollo sustentable.

b) Exhortar a la Municipalidad de San Justo a elaborar un diseño de límites perimetrales de la Ciudad, conforme el crecimiento urbano, a los fines de determinar las Zonas urbanas protegidas en relación a las fumigaciones.

c) Deberá la Municipalidad de San Justo, inmediatamente (dentro de las 24 horas) a partir de la autorización que otorga el permiso para la fumigación, informar fehacientemente a los actores, en cada caso según se vean afectados por tales aplicaciones, el día y hora en que se realizarán, a los fines de que tomen las debidas precauciones. En caso de no llevarse a cabo tales aplicaciones, se les informará el nuevo turno, debiendo proceder de igual manera.

d) En el caso de que las zonas a fumigar sean cercanas o colindantes con las Escuelas mencionadas por la parte actora, se comunicará a la Dirección de las mismas o a quien se encuentre a cargo de ellas, en la forma establecida precedentemente.

e) Diferir la adopción de otras medidas hasta tanto se produzcan las pruebas o se dicte resolución definitiva

PODER JUDICIAL

FERREYRA, SANDRA BEATRIZ Y OTROS C/ SUPERIOR GOBIERNO

DE LA PROVINCIA DE SANTA FE Y OTROS S/ AMPAROS-HABEAS

DATA

21-26186057-8

Juzg. 1ra. Inst. Civil y Comercial 3ra. Nom.

Santa Fe, 28 de Diciembre de 2020

Leer fallo completo>>

APLICACIÓN SEGURA DE FITOSANITARIOS EN EL ÁREA PERIURBANA DE RAFAELA

La Sociedad Rural de Rafaela contribuye con este documento, a la implementación de las BPA a través de la comunicación a la sociedad, acerca del control de los riesgos humanos y ambientales, en la Aplicación de Fitosanitarios en el Área Periurbana de Rafaela.

Descargar documento completo >>

periurbano

Periurbano de Rafaela y sus características

El distrito de Rafaela abarca 15.800 has de suelo clase 1, uno de los mejores y más fértiles de toda la provincia de Santa Fe y el país. El ejido urbano, por su parte, 3.655 has, representando un 23% del distrito.

Descargar documento completo >>

Desayuno con la Prensa – Srr – 04 de Agosto – Aplicacion Segura de Fitosanitarios

Desayuno Virtual Sociedad Rural de Rafaela. Presentación propuesta de Aplicación Segura de Fitosanitarios en Áreas Periurbanas de Rafaela. Disertantes: Norma Bessone Presidente Sociedad Rural de Rafaela. Mgter. Jorge Ghiano. Mter. June Alisson Thomas. Lic. Cristian Leon INTA Rafaela. Panel de Experto: Ing. Luis Carrancio Dir. EEEA Oliveros de INTA. Bioquimico Fernando Manera Expositor Internacional Orador TEDx. Ministrio de la Produccion de la Prov. de Santa Fe Medico Veterinario Daniel Costamagna.

Nuestro aporte será fundamental para tratar profesionalmente la aplicación segura de fitosanitarios en Rafaela

Mañana martes 4 de agosto de 2020, a las 08.30 en los habituales Desayunos de SRR, esta vez con modalidad virtual, presentaremos un completísimo trabajo para el conocimiento, tratamiento y debate de la temática fitosanitarios. Nuestro aporte será fundamental para tratar profesionalmente la aplicación segura en Rafaela.
Desde hace años desde la institución nos hemos comprometido con las prácticas sustentables participando activamente de los encuentros con el Consejo Ambiental, formando parte del Instituto de Desarrollo Sustentable, invitando a que la Feria desde el Origen sea parte de la ExpoRural, trabajando en colaboración con ProHuerta en la distribución de semillas, acercando inquietudes y además apoyando y gestionando para encontrar las soluciones.
El cuidado de la salud de las personas es un hecho indiscutible y es desde donde parten todas las premisas. Por ello consideramos imprescindible que se trate con la seriedad, racionalidad, objetividad y profundidad que merece. Con equipos de trabajo interdisciplinarios hemos desarrollado alternativas basadas en la investigación, sumamos también un Protocolo elaborado por INTA, autoridad indiscutida en la materia.
Son tiempos de mucha incertidumbre, nuestros ciudadanos ven comprometidos sus recursos y proyectos, sus puestos laborales, la capacidad de incorporar mano de obra se ve cada día disminuida…
Hay que asumir la solución de los problemas fuera de confrontaciones vacías basadas en el temor y tomar criterios integradores que piensen la realidad como un todo. Cada una de las decisiones afecta a un sistema que necesita dar respuestas a la gente.
El cuidado de la salud es imprescindible… Y la producción de alimentos es esencial siempre y más aún en medio de esta crisis. La generación de recursos genuinos para el Estado también…

Que el debate esté a la altura de las circunstancias y de lo que Rafaela merece.

Norma Bessone
Presidente SRR .

Las Buenas Prácticas Agrícolas hacen referencia a una manera adecuada de producir y procesar productos agrícolas, de modo que los procesos de siembra, manejo, protección, cosecha y pos-cosecha de los cultivos cumplan con los requerimientos para una producción sana, segura y amigable con el ambiente.

#Amamos nuestra tierra

Leé el documento completo de la Red de Buenas Prácticas Agrícolas
https://redbpa.org.ar/wp-content/uploads/2020/01/EP-RedBPA-Recomendaciones.pdf

Las cortinas o bordes forestales están formadas por una o más hileras de árboles que forman una barrera perpendicular a la dirección predominante del viento. De esta manera se logra reducir la velocidad del viento, el movimiento del suelo y la erosión. También permiten conservar la humedad del suelo, reducir la acción mecánica del viento sobre los cultivos, el ganado y construcciones y regular las condiciones del microclima.

Ver videos informativos de INTA:

– Video 1 – Cortinas Forestales contra agroquímicos

– Video 2 – Beneficios de las Cortinas Forestales

En zonas periurbanas solamente se permite el uso de agroquímicos clase IV y III, es decir las bandas verde y azul respectivamente, que son las clasificadas menos nocivas.
En base a la normativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la normativa argentina utiliza la misma clasificación de los plaguicidas por su toxicidad aguda, en cinco categorías:
I a = Producto Extremadamente Peligroso (ROJO);
I b = Producto Altamente Peligroso (ROJO);
II = Producto Moderadamente Peligroso(AMARILLO);
III = Producto Ligeramente Peligroso (AZUL);
IV = Producto que normalmente no ofrece peligro (VERDE).

#Amamos nuestra tierra

Leé más:
– SENASA – Manual_Aplicadores.pdf

– DISPOSICIÓN-119-2007-SENASA – SERVICIO NACIONAL DE SANIDAD Y CALIDAD AGROALIMENTARIA

Los fitosanitarios son como los medicamentos, necesitan la receta de un profesional.
La receta agronómica se presenta para ser aprobadas por los inspectores/veedores del departamento de ambiente de la Municipalidad de Rafaela, 24 hs. antes de la fecha de aplicación.
Solo es aprobada, si cumple con los requisitos de su ordenanza, tanto en los productos como en la indicación de aplicación. Las recetas aprobadas son archivadas.

#Amamos nuestra tierra

Leé más:
-Ciasfe2.org.ar – RECETA AGRONÓMICA

Se llama DERIVA al desplazamiento de un plaguicida fuera del blanco determinado, transportado por masas de aire o difusión. Son aquellas gotas que no alcanzan el objetivo y constituye una pérdida de producto, reduciendo su eficiencia así como puede generar efectos indeseados.
Está influenciada por 4 factores:
> Características de la pulverización (tamaño de gotas)
> Técnica de aplicación y equipos empleados.
> Condiciones ambientales al momento de la aplicación
> Habilidad del operador.

#Amamos nuestra tierra

Más info:
-Casafe.org: Prevenir derivas en las aplicaciones de productos fitosanitarios

-Inta.gob.ar: Ensayo deriva aerea y terrestre.pdf

Los aplicadores de fitosanitarios  deben estar inscriptos y aprobados por el Ministerio de la Producción de Santa Fe. Deben cumplir  la capacitación adecuada impartida en entidades autorizadas. La máquina tiene también sus  requerimientos para su habilitación (matrícula y lugares de circulación y guarda).
La Municipalidad de Rafaela exige demostrar que se dispone de los elementos de protección personal para realizar las aplicaciones.

#Amamos nuestra tierra

Más info:

-Senasa.gob.ar: Sistema federal integrado de registros de aplicadores de productos fitosanitarios

– Senasa.gob.ar: Manual Aplicadores.pdf

En Argentina el uso de productos banda verde (productos que normalmente no ofrecen peligro) ha ido en constante evolución.
El análisis de datos, el uso de drones y el comienzo de la era de la sensorización representan la innovación en el sector agropecuario que redunda en mejoras sustanciales para la producción.

La sostenibilidad de la actividad serán un punto clave para lograr alimentar a los 9.700 millones de personas que se estima habitarán la Tierra en 2050.

#Amamos nuestra tierra

Más info:

– Crea.org.ar: Las empresas CREA incorporan la gestión ambiental

– Infoagro.com.ar: Que puede hacer la tecnologia para mejorar el campo

-Inta.gob.ar: Guia para uso de plaguicidas

En oposición a las zonas de exclusión, las zonas de amortiguamiento rodean los ambientes que requieren especial protección. Permiten mejorar la gestión del riesgo de la aplicación de fitosanitarios  y la convivencia de los valores productivos, ambientales y patrimoniales
La problemática de las zonas periurbanas, donde converge lo productivo con la población urbana, es un tema que demanda soluciones equilibradas que no generen consecuencias negativas para la salud dentro de un marco que contemple la prosecución rentable de la actividad productiva de los establecimientos periurbanos.

#Amamos nuestra tierra

Más info:

– Inta.gob.ar: Zonas de exclusion o amortiguamiento

– Usda.gov: Zonas de amortiguamiento para conservación

MUNICIPIO VERDE es un sistema de gestión para ordenar y controlar responsablemente las aplicaciones de fitosanitarios en el área periurbana. Esta iniciativa certifica PRÁCTICAS SUSTENTABLES en la aplicación de fitosanitarios.
Así TRANSPARENTA la actividad y brinda a la sociedad garantías de PRODUCCIÓN EFICIENTE Y RESPONSABLE.
Es un ejemplo de interacción público privada.
Cada actor del sistema (propietario-productor/ asesor/ aplicador) juega un rol fundamental y cada municipio es el responsable de hacerlos funcionar como un gran engranaje. Son municipios verdes: Monte Buey, Cosquín y Cañada Rosquín.

#Amamos nuestra tierra

Más info:

– Aapresid.org.ar: Municipio verde un lazo entre el campo y la ciudad

– Aapresid.org.ar: Municipio verde una realidad que avanza en zonas periurbanas

– Infocampo.com.ar: Municipio verde

Se llama “deriva” a todas aquellas gotas de la pulverización que no alcancen el objetivo. Está influenciada por 4 factores:
• Características de la pulverización (tamaño de gotas)
• Técnica de aplicación y equipos empleados.
• Condiciones ambientales al momento de la aplicación
• Habilidad del operador.
Es fundamental respetar las condiciones climáticas adecuadas al momento de la aplicación: temperaturas menores a 25ºC, HR entre 45 y 65% y vientos entre 5 a 15km/h

#Amamos nuestra tierra

Más info:

– Casafe.org: Prevenir derivas en las aplicaciones de productos fitosanitarios

– Inta.gob.ar: Como controlar la deriva

– Puntoagro.com.ar: Deriva que es y como disminuirla

Las raíces de los árboles exploran el interior de suelo y llegan en casos hasta las napas freáticas, tomando el agua y luego liberando a la atmósfera a través de la evapotranspiración.
Este efecto permite que sean “bombas naturales” que incrementan localmente la humedad y facilitan la formación de nubes.
Al aumentar la evapotranspiración disminuyen la acumulación de agua en las napas y minimizan el efecto de anegamiento.

#Amamos nuestra tierra

Más info:

– Agritotal.com: Beneficios de la actividad forestal en la produccion agropecuaria

– Inta.gob.ar: Cortinas forestales

Las huertas familiares, también llamadas urbanas  son cultivadas desde la prehistoria en los aledaños del hábitat de las personas.
Sus características más salientes son: su localización cercana a la vivienda familiar y la vasta diversidad de los cultivos con el objetivo de autoconsumo.
Juegan además, un rol primordial para el aprovisionamiento en los hogares de alimentos frescos, saludables  y  ricos en fibras y vitaminas.

#Amamos nuestra tierra

Más info:

– Santafe.gob.ar Programa Huerta Familiar Santafesina

– Infobae.com: Huertas urbanas, cosechar en medio de la ciudad es posible

– Inta.gob.ar: Nueve acciones para cuidar la huerta urbana

Equipo multiparamétrico o higro-termo-anemómetro portátil: Es una estación meteorológica de mano que permite conocer los valores de algunas variables meteorológicas (temperatura, humedad relativa, intensidad del viento, entre otras) en un lugar establecido.
Los veedores constatan las condiciones meteorológicas imperantes al momento de la aplicación,  la lectura del equipo  luego se contrapone con los valores provistos por la estación meteorológica local.

#Amamos nuestra tierra

Más info:

– Ruralrafaela.com.ar: Publicacion_BPAF.pdf

– Infoagro.com.ar: Manual de uso de los fitosanitarios

Zonas o áreas Sensibles: Es todo espacio que requiere especial protección por tener una o más características que lo vuelve objeto de resguardo particular frente a pulverizaciones con productos fitosanitarios; por ejemplo, un  poblado, una escuela, cursos de agua, etc.

#Amamos nuestra tierra

Más info:

– Ciasfe2.org.ar: Pautass sobre aplicaciones de productos fitosanitarios en areas periurbanas

– Ruralrafaela.com.ar: Publicacion_BPAF.pdf